AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

miércoles, 4 de junio de 2014

ESOS INSTANTES


para mi amigo y camarada de versos y noches, David Revert



Foto: Miss Cakahuette


 y esa voz
que me arrodilla el alma





un instante,
acaso dos,
no más,

casi de magia casi de seda
de la que se puede tocar,

quizás cuatro
con las yemas y la tez
de tus dedos
de mis labios

instalarnos al fin
debajo de la piel
donde apenas viene nunca nadie
donde los poetas pretenden llegar
a devorarnos despacio por dentro,

después de tanto amor y de morir
al sentir y del desamor,
esos versos

donde se esconden los niños
que no logramos ser cada día
porque se nos olvidó serlo
una noche sin más

esa que jamás debimos dormir,

donde juegan al escondite
las niñas de tus ojos
cuando los cierras
y te olvidas del mundo
y también de mí

a poder dibujarme desnuda
de todos

con manos y caricias
con pompas a oscuras
de jabón que al querer ser,
                                        flotan

y se sueñan borrachas
en bañeras de niebla
caliente

y de amor




y dentro del vacío
y al final del todo
un horizonte de color infinito
casi verde mar, húmedo
y siempre espuma,
tutelado por el azul
más intenso

el del cielo asumido

y tu aliento
y mi saliva
que hacen más de seis


aire aire aire

aire sin sombras
que se vuelve brisa cuando me bebes
cuando te atreves y me respiras


un horizonte de más de diez mil besos
que comienzan en el borde de tu boca
y que quieren desfallecer fugaces,
justo al borde de mi escote

y así poder de nuevo
empezarnos a besar.




2 comentarios:

  1. Versos muy largos -una extrañeza en ti-, y muy hermosos.

    ResponderEliminar
  2. Bello, bello...
    No me sorprende por ser tuyo, pero me alegra haber vuelto para poder disfrutar de tanta sensualidad, de tanta profundidad. Ya lo he leído tres veces y me atrevo a ponerle un fondo pausado (man-in-person de Wim Mertens) para que llegue a través de los poros y cosquillee los vellos. Aunque paso poco, no es por dejadez, sino que tuve mi tiempo de escribir y ya no lo encuentro ni me encuentro capacitado.
    Muchas sonrisas para ti y agradezco tu visita a mi casa, la que aunque sigue abierta, parece quela hubiera abandonado.

    ResponderEliminar