AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

viernes, 31 de enero de 2014

Las cartas de amor de Barbastro – Nada sale como uno desea



Villa de Morella, Comarca dels Pots, Castelló

Imagino que por el título todo el mundo habrá deducido que alguna cosa no funciona, o no lo hace a la velocidad o la corrección debida. Os cuento.

Bruxina y yo no hemos parado de contactar para ver de coordinar un par de días, al menos dos, para acercarnos a Morella e intentar contactar con Alma (contando con que sea ella y desee recibirnos). Pero no hay manera, cuando a ella le va bien no me va bien a mí y viceversa.

Motu propio decidí ponerme en contacto con familiares y amigos de Castelló y ver la posibilidad de que alguno de ellos pudiera acercarse en nuestro nombre hasta Morella y afrontar esa primera visita que a nosotros nos es imposible con la intención de verificar que la mujer que allí se encuentre sea nuestra estimada Alma.

Se ofrecieron algunos voluntarios de Onda y de l’Alcora, ciudades donde se encuentra gran parte de mi familia. Después de hablar con ellos decidí mandar a Roberto, Un primo hermano mío que se mueve mucho por la zona “dels Ports”.

Pero no podíamos mandarlo con las manos vacías, claro, debíamos hacerle llegar la información de la que disponemos, y ¿cómo está distribuida esta información? Una parte en Asturias (Nieves tiene los originales de sus cartas y yo no me hice copia) y otra parte, la que corresponde al padre Ángel, la tengo yo.

Le pedí a Nieves que me escaneara sus originales, los menos ajados, y me los mandara por correo. Yo, a mi vez, escaneé los mios. Cuando lo hemos tenido todo preparado lo he mandado en dos archivos a Roberto. Ahora está en sus manos y nosotros esperando noticias. No hay nada peor que haber de delegar, al menos algunas cosas.

Este pequeño escollo ha impedido que pueda efectuar mi siguiente entrega. Solo adelanto que su registro será distinto a lo que el padre Ángel nos tiene acostumbrados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario