AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

domingo, 15 de diciembre de 2013

TANGO SIN NOMBRE

Chris Killip la biblioteca de los libros encadenados hereford 1992


I.

No me gusta dormir
desnuda para ti
aunque sea para regresar
al borde de tus sueños

conmigo,

y no despedirme nunca
por la sola posibilidad
de que vuelvas a soñar

sin mí,

No me asusta darte besos
escondidos ni escribirte
poemas invisibles

con un dedo,

manosear
versos y besos
que se me caen
como sin querer

de los labios


II.

De paso, diciembre
que no cesa y el frío
que me dejaste.

No saber dónde acaba
tu muerte en vida,
el desasosiego
de tu dogma sin fe,

instantes de plenitud
la lengua templada
siempre muda
al amanecer,
los ojos,
ciegos

y tu falso tango
sin nombre.


III.

Hubiera sido sencillo
cumplir tus urgencias,
desatarte
arrodillarte

desnudarte,

restregarme
por toda tu piel
sin prisas
sin alma

y dejarte sentado
en domingo temprano
abandonarte a tu cama
llena de mentiras

y desganas.


IV.

Por tus labios
dejo de besar el mar
que nos separa,
es quizás el fallo
que necesitabas

y abandonarte
para que sientas
                       propia
tu mismísima
tu mayúscula
ausencia


V.

Deja de soñarme,
déjame escribir
la palabra amor
y otros presentimientos,

y más allá
déjame vivir.




4 comentarios:

  1. ¡Qué lindo, Bruxina! Gracias por dibujar palabras de esas que acarician.
    MAGENTA

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno el tango. Leyéndolo despacito. Casi como una letanía. Te digo que el V debe ser imposible, algo así como un axioma, una caída sin resurrección, sin soñar, sin soñar.
    Buen poema. Un abrazo.

    ResponderEliminar