AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

COMO TANTAS VECES




I.

Era para no verte.

II.

Guardaba silencio,
que no regresaras

como antaño
desnudo,

de ti
de mi

derrochando
deseo
arrodillado

implorando
cobijo en mi cuello

acaso, perdón

ese escaso mineral.

III.

Era que los tiempos
en los verbos,
que los recuerdos,
en los labios,

no pesaran,

al fin de
poder respirar
sin los tuyos,

a impulsos tímidos
como la vida resulta
sernos

y correr por el pasillo
                              de luz

hasta llegar a la piel
diez mil y una vez más

y entonces
quedarme inmóvil
sin pensar
                            sin más
para conseguir
como siempre

no verte.

Y empezar a comerme
                               el mundo
                                             por los pies.

Como tantas veces.


2 comentarios:

  1. No hay cobijo que guarde refugio durante mucho tiempo a una ausencia sin que los recuerdos acaben por devorarlo para quemarnos después por dentro... Muchos besos bruxineta, besos de mundo comido por los pies... :)

    ResponderEliminar
  2. Amor en tiempos de forma de escalón, con pocas pausas. Bello, como siempre. Kenit.

    ResponderEliminar