AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

domingo, 24 de junio de 2012

LABIOS, LOS DE ALMA

A Great Divide by Dustin O'Halloran on Grooveshark


Bruno, a menudo, pasaba semanas vacías, de relatos y de buenas ideas. Le remordía la imagen del ascensor, la terrorífica sensación de ausencia que élla provoca cuando no está. Es su mirada, el pan anhelado cada día, y su jadeos consentidos, el sueño de cada noche. " No puedo escribir, necesito tenerla cerca, dentro, tenerla y que me mire, que me consuma en el infierno de sus secretos..."

Me llamo Alma, y me muerdo el labio inferior cuando no puedo contestar. Suelo caminar hacia ningún sitio, sin premeditación, pero con gustosa rebeldía. Me gusta el frágil sentir de mi vecino escritor, su disimulo para ocultar la tristeza de su vida en cada una de sus sonrisas, me fascinan sus manos y sus dedos huesudos, como los míos, su ingenuidad y sus miedos aferrados a la ternura con que me acaricia. Me fascinan sus ojos cuando me lo dicen todo, y todo cuanto me desea. Me gusta su sexo y lo que escribe, también.


Sentado en el autobús camino de un encuentro de escritores, me miro los zapatos que mi mujer me regaló, tuve que ponerlos esta noche, relucen igual que las niñas de sus ojos, los de Alma, claro... Llegué justo a tiempo de saludar al par de amigos que organizaban el evento y dejarme de firmas y saludos, que aunque necesarios, suelen ser generosamente mediocres. Y comenzó el recital. Yo miraba el reloj, también regalo de mi mujer.

Hoy me he puesto los tacones negros para Bruno, sé que le gustan. Siento la mirada del chico que está sentado a mi lado, sobre mis piernas, sobre mis pechos dibujados, perfilados, debajo del vestido negro. Le miro con tranquilidad hasta que devuelve la vista, y la atención quizás, al avento. Aplausos para todos, yo solamente para Bruno.
Hoy no me he puesto ropa interior. Y el aire acondicionado fuerte me pone los pezones bien duros, así que intuyo de nuevo la mirada del chaval. Es guapo, la verdad.


Cruzo y descruzo las piernas despacio, me coloco el vestido sobre las rodillas dobladas, me acaricio el espacio entre los senos y juego con la sirena que llevo en el colgante, respiro y suspiro a la vez... agarro el posabrazos, enseño mis uñas de sabor carmín, y mi reloj, que marca exactamente la misma hora que el de Bruno, sin apenas saberlo, abro las piernas, y como sin querer, arrastro con el bolso negro un poco el vestido, meto mi mano derecha entre mis piernas, y mientras Bruno habla para el resto del mundo, me comienzo a acariciar mis labios, como si fueran los de él comiéndome en la azotea, dejando entrar con ternura toda la luz de la luna entre mis piernas separadas...

De repente, sin más, Bruno se quedó en silencio, yo quieta, mi mano aún más, nos miramos, y en fin, nos encontramos, sonrió, me guiño un ojo, todos los presentes, anónimos y conocidos, se giraban hacia atrás rebuscando el receptor de tal gesto y yo entonces saqué mi mano, y le tiré un beso soplando en su dirección... Sabor de olor a amapolas y a noche llena... El chico se levantó con una tremenda erección, poniéndose la chaqueta por delante para disimular lo que yo creo que una persona jamás ha de esconder, y se fue bajo la atenta mirada recriminatoria del publico. Y él prosiguió con sus relatos, mirándome entre los versos, lentos, paseando la lengua para humedecer los labios ... Me gusta su boca, y su voz, sin duda.



 Sonaba a lo lejos un piano de dedos cansados...

"...Anoche / fue luna casi llena / de pechos turgentes / que siguen sintiendo / que no te deseo más / porque mucho más, no puedo...."

 

El roce de la fina tela de mi vestido en mis pezones erectos me excitaba más y más, imaginar su lengua lamiéndomelos, entre párrafos teñidos de saliva de mar y salitre, me ponía a latir cada vez más deprisa, y la respiración acompañaba al corazón. Me hubiera masturbado allí mismo, para él, a través de mi hacia él, pero no iba a convertir el evento de sus colegas en un escándalo, así que supe esperar. Lo cual algunas veces me pone, si cabe, todavía más.

Acabaron los relatos, los agradecimientos, los abrazos, los saludos. Para cuando dejaron de escucharse los aplausos yo ya estaba fuera fumando un cigarillo, sin bragas. La noche se había puesto fresca. Me dirigí hacia el aparcamiento subterráneo, busqué el baño, y me atusé los rizos, y me retoqué el rojo de mis labios. Me gusta mirarme en el espejo. Cerré los ojos, agarré con la mano mi sirena, ella es quien le invocaba, y esperé apoyada en la pared de enfrente, sin dejar de mirarme, por dentro, al son de una música de lo más sensual. Salieron todas las señoras, y por fin me quedé sola unos minutos.

Los justos para que llegase Bruno con la mejor de sus sonrisas prendida en sus labios, -"Hola Alma, corazón" me dijo. Y yo solamente sonreí y permanecí. Bruno se acercó, me abrazó y me regaló un beso, que empezó con la prudencia y la ternura de un ángel y se tornó poco a poco a la pasión del escritor que vende su alma al mismísimo demonio.


Me agarró el culo, se percató de que no llevaba tanga, me acarició cada uno de los centímetros escondidos de piel y excitó cada uno de sus poros, desnudándolos uno a uno, sin descanso. Sacó mis pechos con cierta violencia del vestido negro y mientras me los apretaba, lamía con la punta de su lengua mi pezón, primero uno, luego el otro, yo empecé a jadear ummm, y me los mordió, primero suave y luego no tanto... Me gusta tanto sentirme libremente apretada por la ansiedad y el deseo contra la pared. Es que me fascina sentir su enorme erección contra mí...




Bruno estaba muy excitado, se dejó caer arrodillándose, abrazado a mis piernas juntas, me susurraba al oído del coño
-" Pídemelo... pídemelo, Alma..."



Entonces,  me mordí el labio inferior.

11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. a mi también me lo parece, Miguel :) besin

      Eliminar
  2. Sublime
    PLAS, PLAS, PLAS,
    Llevo mucho sin leerte querida, pero este me ha encantado
    Muackssssss
    T.K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracies cariña ♥ tu sabes lo que te estimo :)

      Eliminar
  3. jejeje.Me ha gustado. Se siente, y pone...

    ResponderEliminar
  4. Se perciben claramente los jadeos, la respiración entrecortada, entre coma y coma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. entonces es que he conseguido lo que deseaba...

      Eliminar
  5. Es divertido. Es cachondo. Da placer por lo bien escrito que esta y por su contenido. Hummmm. Besos. Ruben.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracies Rubén :) me gusta que te guste... besin

      Eliminar
  6. Me encanta. Es placentero por su excelente expresion y por su picante contenido. Hummmm vuelve Alma. Te espero en mi ascensor.

    ResponderEliminar