AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

domingo, 27 de mayo de 2012

LA SILLA DE ALMA



Ciego, nervioso, desamparado, perdido, impaciente, excitado, mucho.
Desnudo, por dentro y por fuera.

Me vuelve a los labios el recuerdo de los suyos, obsesivamente, su sabor salado en mis dedos, las sabanas y las pinzas en su boca, me empalmo de nuevo, sentado en la silla, sin saber donde poner las manos realmente, tengo una erección imaginando lo que puede hacer conmigo si me entrego. No sé si aún está por aquí alrededor o me ha abandonado a la mirada siempre atenta de las estrellas.

Oí unos pasos que se acercaban, mi respiración era irregular, muy agitada. Llevaba tacones, un caminar inconfundible. Sentí que era ella quien se aproximaba. Me paseó la lengua por entre mis labios, y me agarró la nuca para acercarme a su vientre.

- " Ponte cómodo y relájate, harás lo que yo te pida, señor escritor, y te llevaré a lugares que no has logrado ni siquiera imaginar" dijo Alma con voz tierna, con palabras precisas, con autoridad. Yo me callé, asentí y obedecí.

Agarro mis manos y las puso detrás de la silla, me amarró las muñecas con una cuerda, sospecho que de tendal, me hacía algo de daño hasta que las acomodé. Tenia las piernas juntas, pero en seguida me amarró los tobillos a las patas delanteras de la silla. Hacía algo de brisa, sentí alivio... Y también una especie de plumas que recorrían mis hombros, mis pechos, mi ombligo, ufff... no podía estar mas empalmado... jugaba con cada centímetro de mi piel... Se puso a mis espaldas, comenzó a acariciarme con las manos, el cuello, los hombros, los brazos, me agarré a las piernas de Alma con mis manos atadas, no podía hacer mucho mas...Me sentía indefenso, pero confiaba en ella. Eso me gustaba. Me excitaba casi hasta el orgasmo...

- " Ponte bien sentado, levanta un poco tu culo, Bruno..." dijo con voz seria.
Y yo, levanté mi culo, por primera vez tras dieciocho años... "céntrate, Bruno, cojones, céntrate..." pensaba...

Me puso un vibrador bien grande y me ordenó sin más sentarme encima de el. Así fue como lo hice. Donde yo ya estaba que me salía, empecé a notar esa vibración en los testículos, en el ano, en la base de mi polla, diosmiodemivida... Ella se alejó unos pasos... sentía cómo me observaba... empecé a jadear, me relamía, la llamaba... " Alma, ven, ven conmigo...", pero ella no estaba.


Al cabo de unos minutos, no sabría decir cuantos, ella regreso y se puso de cuclillas apoyándose en mis piernas abiertas...
- " No te asustes, no te haré daño, si no te gusta, me lo dices nomás y lo dejamos todo, ok ? "

Yo le dije suspirando, sigue, no pares ahora por favor, mi Alma. Fue entonces cuando tomo mi pene en su mano, y empezó a lamerlo con su lengua caliente, lentamente, me chupó la punta, jugaba con ella haciéndome círculos. Se paró de repente. Con mi sexo esclavo en su mano.

- " Sentirás las lágrimas de mi deseo, y se fundirán en el tuyo..."

Lo siguiente que sentí fueron gotas, como de cera, caliente, mucho, pocas, espaciadas, y su lengua después calmando mi miedo, convirtiendo mi intranquilidad en instantes casi de orgasmo... Más cera, de esa que arde, por mi pene, mientras me agarraba los huevos, estrujándolos... yo no podía abrir mas mis piernas atadas... y más y más cera, por el vientre, que se me hundía hacia dentro en un acto reflejo. Me mordió un pezón, sentí dolor, siguió mordiéndolo pero yo solamente sentía ya unas enormes ganas de eyacular, así que seguí intentando concentrarme en ella y en mi ceguera nocturna. Dejó caer cera también en mis pezones, ainssss que placer... se sentó encima y me agarró el cuello, apretando lo justo para dominarme totalmente.

Alma se movía pausadamente, sentía su sexo sobre el mio, caliente, estaba muy mojada. Entonces, cogió el vibrador que yo tenía debajo, y se lo metió en su vagina, sin mas, allí sentada sobre mi. Ella libre de alma, yo esclavo de ella. Me agarró una nalga con su mano, se apretaba a mi terriblemente, se restregaba sus pechos, sus pezones duros contra los mios llenos de cera cuajada. Sentí como me introducía un dedo en mi ano. Sentí vergüenza, nadie lo había hecho antes, pero joder joder, que gusto de repente, en medio del vientre, en mi sexo, era tan estupendo... Cuando más excitado estaba, paró sin mas explicación.

- "¿eres diestro, verdad...? me preguntó.
- " Si." respondí apenas sin poder respirar.

Me desató la mano derecha, me chupó los dedos, me los mordió, y me susurró al oído...
-" Masturbate para mi...".

Ella seguía jugando con su vibrador, y supongo que también con su otra mano... Ese olor suyo me trastorna... Así es que me puse a machacármela, con los ojos vendados, atado a una silla de mimbre rota, ya sin temores, ya desinhibido, ya a punto del orgasmo, bien juntos los dos, y mi polla arriba y abajo, en el medio... Pero no contenta con eso, me desató la otra mano, y me dijo:

- "Arrodíllate, ante Alma, escritor, y no digas nada !"... y yo, sin dudarlo si quiera, me arrodillé con los tobillos aún atados a la silla de la azotea. Ya no sonaba su vibrador, pero si sus gemidos, ummm... se estaba acariciando seguro, mirándome... Continué con la masturbación, arrodillado, deseaba su dedo en mi culo de nuevo, pero me quedé en silencio. Ya no aguantaba más, iba a correrme, y decepcionarla, seguro... Pero de repente, me cogió con las dos manos mi cara, me quitó el pañuelo de los ojos, mientras yo seguía dale que te pego, y mirándome fijamente, me sonrió, y me dijo:


-"Córrete, ahora, ya, y mírame ! Con extremo placer obedecí, aunque confieso que me fue difícil mantener mi mirada fija en su sonrisa, en su tatuaje bajo sus pechos, en su lengua lamiéndose sus labios... Ahhhhhhhhhh... el cielo en la azotea se volvió rojo, comencé a eyacular, había perdido el control de mi mismo...
-"Mírame, Bruno !" exclamó Alma... yo seguía eyaculando a empujones, increíble, no se describir esta sensación, ni tampoco ese olor repentino a sales de azufre en las alas...



Allí estaba sentado bajo las estrellas, en el cifierno, semiatado, extenuado, sin saber que hacer ni que decir, y con la dosis más elevada de placer en sangre que jamás había imaginado... Alma se dió la vuelta, dejándome allí mirando, por fin, su hermoso cuerpo desnudo caminar hacia el tendal... Volvió pronto con un almohadón blanco del tendal, y se puso a limpiarme.

" Ven, amor, deja que te seque..." Me desató. La abracé. Y me besó en la sien, un beso tan tierno como sus caricias y como su voz cuando me dijo:

-" Anda, vuelve a casa con tus folios, Alma ya te los ha escrito, mientras tú tanto la deseabas."



.

14 comentarios:

  1. Descrita la posición del sumiso. Descrita la posición dominadora. Un verdadero trance…imaginado. Me gusta. Podría ser perfectamente una ensoñación despierta. Las imágenes de antes de dormirse, no pensar en nada lúgubre y problemático, pensar en la terracita.. .
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es un verdadero reto para mi escribir en 1ª persona como Bruno, cuando seguramente yo me parezco mucho más a Alma... Me gusta porque soy traviesa, y porque hacer sentir una erección leyendo un texto es de las cosas más fascinantes que le pueden ocurrir a uno, sin querer... Porque el deseo está a veces en sitios tan escondidos que ni siquiera escribiendo conseguimos exprimirlo. Besín, Kenit :)

      Eliminar
  2. Dieciocho años de espera pueden merecer la pena. Hay quien pasa su vida entera esperando en vano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperar en vano es un error, aunque solamente durase un solo segundo. Hay quien pasa su vida sin vivirla. Te aseguro que yo ese precio no estoy dispuesta a pagarlo, y tu -siendoelunico- supongo que tampoco... Besín :)

      Eliminar
  3. Toda la osadía del sexo a la intemperie.
    OSADO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca una buena azotea de esas con ALMA y te aseguro que no te dará tiempo a pensar en osadía alguna ♥ Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Disposición erótica a tope...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay algo más guapo que el erotismo en los lugares y las palabras más inesperadas...? Gracies por el comentario, Besín :)

      Eliminar
  5. Y a veces el deseo se convierte en realidad ... a veces ocurre ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las bruxinas somos especialistas en convertir deseos en realidad... Me alegro de volver a saberte por aqui, Mario. Besos asturianos para pilotos amigos del alma ;)

      Eliminar
  6. MARIBEL PEÑA BUSTOS11 de junio de 2012, 13:37

    Que generosidad mas ilimitada la de Alma, tanto como el mar y tan profunda como el deseo.Cuanto mas dá...mas tiene. Me encanta el sexo,se forma con dos sílabas, dos vocales, dos consonantes y dos personas ardientes en deseo y lujuriosas....Me he sentido Alma...Genial Bruxina!!!! un besazuuuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...que te hayas sentido Alma es el mejor regalo para quién escribe, te lo aseguro... Tienes razón Maribel, extrema generosidad, y demasiada ternura y demasiado deseo ;-)
      besin

      Eliminar
  7. bufff madre mia avecs es mejor darle a la imaginacion q un simple video me a encantao reina

    ResponderEliminar
  8. el deseo está dentro nuestro, nos han acostumbrado a la visión pero ya ves... el tacto, el olfato... todos los sentidos.. indescriptible cuando cierras los ojos y lo consigues... El deseo es nuestro, Guille ;-)
    Gracies por venir y por leerme y por sentir y por sentirme

    ResponderEliminar