AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

martes, 17 de abril de 2012

SIENTO TU FRIO

Madame Butterfly: Coro a boca chiusa (Summchor) by Giacomo Puccini on Grooveshark



Cuando ya
no tenga versos,
cuando las manos
se tornen mudas,
dejadme
ir

para dejar
de ver mi dolor
en tu alma tallado,
y no presentir
tu temor que
es mi desaliento
afónico

cuando ya
no queden besos
ni tiempo de arena
en los labios

y haya dibujado
en tu pecho, amor,
mi ultimo corazón,


de matarme, vida
llévame pronto,
de morir mi alma
déjame que sea
mientras llueva,

mientras maldita
sea la noche
                   fría
y al fin en
                paz

.

6 comentarios:

  1. Para Raquel y también para Javier.
    Ojalá el calor de nuestros abrazos pueda abrigar la tristeza que nos queda cuando ellos se nos van.
    Un beso.
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Pero mucho más allá en el tiempo, siempre mañana.

    ResponderEliminar
  3. AL fin en paz, es el consuelo, es el animo, y es lo que sentimos. Nos queda, siempre, mañana. Vivir como nos han enseñado :) vaya por ellos

    ResponderEliminar
  4. Meditas sobre la muerte. Es compulsiva esa sensación del fin como un hecho consumado, sin retorno.
    Nacemos con un reloj que pone muerte en un punto de su esfera. Irremediable.
    Buen poema. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería ser habitual que hablásemos sobre ella, del mismo modo que hablamos de la vida... una sin la otra, no tienen sentido. Pero el ser humano ha sido siempre torpe en este aspecto: el miedo inventa todo tipo de dioses y demonios.
      Y yo que no tengo ni cielo ni infierno en los que creer, me apaño escribiendo, manifestando mis reflexiones y sentimientos, con poemas.
      Tu dices que buenos. Yo digo que muchas gracias. Besin :)

      Eliminar
    2. La muerte no sería tran dolorosa si desde pequeños se tratase como algo normal, y no como un tabú.
      Nos enfrentan a trivialidades, nos acostumbran a muchas situaciones sin mayor importancia y dejan de lado la muerte, tan real como la vida.
      Hablar de la muerte nos libera del dolor que produce perder un ser querido, normaliza una situación muy normal, que forma parte del ciclo de la vida, pero que los humanos nos hemos encargado de convertir en algo que si se nombra vendrá (menuda gilipollez)
      Muy guapo Brux.

      Eliminar