AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

miércoles, 21 de marzo de 2012

NOTHING LASTS FoREver

Qué duro cuando dices que me quieres
y saber que nada desde fuera es capaz
de entenderlo, vivirte dos noches.
Mas.

Teníamos que haber cocinado el deseo
varias veces y olvidar el postre de luz,
salir corriendo sin pagar la cena.
Lejos.

Subir al puente descalzos,
sentir las venas abiertas
y regalarnos al equilibrio
de poemas de frío y luna.
Sin miedo.

Mirar hacia abajo, encontrarnos
en remolinos que engullen reflejos
y estrellas, poder llegar a besarte.
Tremendo creer que ya no teníamos
nada que contarnos, que el silencio
como un vaivén nos acercase hasta
separarnos inexplicables y
felizmente imposibles.

5 comentarios:

  1. Tú poema es como un epitafio de algo que se muere, o está a punto de morirse. Y el final es una consigna: cuando crees que no tienes nada que contar, sólo habla el silencio.
    Si observas, si imaginas.
    Es cuando salen esas fotos, que te saca el ser amado… con una sonrisa abstracta, casi ruborizada y superficial y en el fondo triste. En realidad no miras hacía abajo… pero está ese vaivén.
    Me gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Volver a sentir esa piel en los dedos.

    ResponderEliminar
  3. Embriagado por el vaivén del columpio.

    ResponderEliminar
  4. poemas y poemas.
    qué bien escribes.
    Damian.

    ResponderEliminar
  5. Que acertado! es inútil poner un "continuar" donde ya tu misma conciencia y sobre todo tu propia razón y el sabio destino pusieron un final.

    ResponderEliminar