AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

martes, 17 de enero de 2012

¿ TENDRÍA TIEMPO PARA MÍ . . . ?



   Esa era la pregunta que deseaba hacerle, pero no le interrogaría, porque en el fondo sabía que tenía demasiado poco tiempo. Acababa el año, y se acababa el tiempo.
   Esa y otras cuántas. A cuál más interesante su posible respuesta. Pero ya no. Game over.
   Yo era fiel testigo de todo ello. Su mundo se derrumbaba, entre mentiras y juramentos en vano, los malos ratos de mala suerte y oraciones no correspondidas le perseguían como fantasmas de sabanas negras en las que no podía dormir. Ese mundo que había dibujado, seguramente sin querer, probablemente sin ni siquiera desearlo, sin saber enfrentarse a la realidad obscura, a la partida y el tablero perdedor que le había tocado jugar en la vida. No hay mas juego que recorrer que tus propios minutos y tus escasos pasos. No hay más polvos ni más estrellas que las de su imaginación encerrada en esa habitación, cueva sucia sin luz y con pesadillas. 
   Anoche fuí valiente y soñé que se lo preguntaba, y en fin, lo que vi, lo que había imaginado que vería en su interior, ese monstruo transparente y vacío, al fin, se manifestó :  Nada. Y pensé... para qué querría yo requerirle instantes de tiempo a la nada...? Así es que me fui soñando de puntillas, lejos, donde siempre debí permanecer, más allá de sus mentiras. Sin hacer ruido. Despacio. Y sin mirar atrás, ni para comprobar que no me había robado también mi propia sombra. Miedos al fin y al cabo. Ladrones, en fin.
   Es evidente que ya  no necesito ese tiempo de mentira. Acaso solamente afecto, para poder sentir mi alma de nuevo templada en pleno mes de diciembre, a punto de acabar con el calendario de los días y las lunas que se suceden, que se sucedían sin querer... ya no necesito falso tiempo, solamente, quizás silenciosa ternura, quizás una caricia sin que ningún dedo me tatúe la piel con medias verdades. Ha sido un acierto no preguntar más nada.

   En las antípodas del corazón estás tu. Tu alma en el polo sur y tus mentiras alimentando las llamas del infierno.  I wasn´t born with enough middle fingers.  Sayonara baby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario