AMOR ANIMI ARBITRIO SUMITUR, NON PONITUR.
Elegimos amar, pero no podemos elegir dejar de amar.

Publio Sirio

SiempreConmigo...

miércoles, 17 de agosto de 2011

... miedo


Que le tienes miedo al amor, por resaca de compromiso, entrega y desencuentros...


   Porque tú y yo sabemos el gusto venenoso que tienen los labios
cuando no te quieren :
Saben a tristeza, mientras la vida empieza a deshacerse entre los dedos. A ola de mar, que te trae y regresa, y te deja solo en la orilla mirando una linea de horizonte que no es recta, nunca lo fue, y que muchas noches ni siquiera se ve. Porque yo también la he buscado.
Esos labios que pronunciaron entonces sin timidez las mejores canciones sobre la espalda desnuda, every breath you take, saben hoy el porque de tanto silencio y de tanta sabana fría...

   Que le tenemos miedo al amor, no a la ausencia de amor, por soledad.
Lo sé. Y tu, que ahora sonríes, sabes que lo sé.

Por el tremendo vacío de maldita magnitud que nos invade y nos contagia y nos rellena y nos deja vacios... cuando te dejan de querer... y cuando por fin logras sentir que, joder, es verdad que ya no te aman. De ese infarto del alma casi ninguno se recupera. Grafitis de sentimientos y secuelas en estos muros transparentes.

   Porque no he visto tus ojos todavía, hoy tengo necesidad de volver a sentirte, con tiempo para encontrarte, y quizás quererte. Sin miedo. Insensata a los limites y como debe ser. Como siempre fue.
   Y precisamente porque te he visto en tus ojos y aún mas allá de ellos, aquella vez que, con el rizo alborotado,  atusé tu bufanda descolocada en aquel bar, y te dejé que te asomaras a los mios.

   Por eso creo que debemos esconder nuestras soledades y tristezas y dudas y averías, en un baúl color pirata mágico, y tirar la llave al fondo del mar, que siempre escucha, que siempre aguarda, a ver si cuando regrese el cantábrico a besar nuestros pies, nos pilla soñando.

http://www.youtube.com/watch?v=OMOGaugKpzs

Me concediste solamente un beso, a elegir sitio en la geografía.
Y yo elegí, sin dudarlo... el ALMA. Tu escogiste sin duda el CORAZON.
Volvimos a sentir miedo. Lo sé. Y sé que tu también lo sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario